Impresión 3D, ¿futuro o presente?

¿Confeccionar un vestido con nuestra propia impresora? Esto y mucho más será posible dentro de muy poco gracias a la tecnología 3D.

Sobre todo, lo más llamativo de los últimos años, está siendo su uso en el campo de la impresión. Hasta ahora, todos habíamos conocido las impresoras cotidianas que usamos en casa o las más profesionales, pero que al fin y al cabo, eran (y son aún) impresoras convencionales.

Imagen de una impresora 3D. Fuente: Creative Tools en Flickr
Imagen de una impresora 3D. Fuente: Creative Tools en Flickr

Con la  tecnología en 3 dimensiones, algún día podremos imprimir nosotros mismos un vestido, una tarta, una zapatilla y hasta ¡nuestra propia casa!

Aún es pronto para hablar de estos avances como habitual en nuestras vidas porque, de momento, solo se están usando en el ámbito industrial. Pero algún día, en un futuro quizá no demasiado lejano, diremos “esto lo hice con mi impresora 3D”.

Como ocurre con la aparición de la mayoría de las tecnologías, hay personas que creen en ello y personas que no. Pero si recurrimos al ejemplo más común, hace simplemente 10 años, nadie creía que fuera posible que un móvil tuviera internet. Incluso, yendo más lejos aún, ¿quién se imaginaba en los años 60 que nos podríamos comunicar con teléfonos sin cables?

Ejemplos de objetos realizados con una impresora 3D. Fuente: Daniel Turienzo Nieto en Flickr
Ejemplos de objetos realizados con una impresora 3D. Fuente: Daniel Turienzo Nieto en Flickr

Siempre que aparece algo nuevo al principio se desconfía. Pero esto ocurre siempre hasta que realmente la gente ve que es posible, que es la realidad, nuestra realidad y que la podemos mejorar gracias a estos avances.

Para poder tener nuestra propia impresora 3D en casa, aún tendremos que esperar algunos años. Pero lo que está claro es que el momento llegará. Nuestra tarea durante este tiempo será la de ir pensando qué nos vamos a querer imprimir cuando compremos nuestra primera impresora 3D.

Cómo eliminar tatuajes

8504718205_453ef2597c_c

Hacerse un tatuaje está de moda y con ello se ha unido la necesidad de borrarlos por diferentes razones. El arrepentimiento y los motivos laborables encabezan las razones por las que se está recurriendo a la tecnología láser para deshacerse de ellos.

La eliminación será más efectiva (o tendrá más éxito) en función de la zona del cuerpo donde se encuentre el tatuaje, el tamaño e incluso los colores: la tinta negra es la más sencilla de eliminar mientras que la tinta azul o verde son las más difíciles. Las zonas corporales donde la piel es más fina como muñecas y cuello, la tinta está más cerca de la superficie, por lo tanto, se necesitarán menos sesiones que en la espalda, piernas o brazos que la piel es más gruesa y la tinta está más profunda.

Antiguamente, la técnica que se utilizaba para eliminar los tatuajes era muy agresiva y dañaba la piel de forma muy invasiva, el tratamiento trataba de extraer lapiel tatuada y dejaban muchas cicatrices. El láser actual, elimina los tatuajes progresivamente.
Ir a descargarReportaje eliminar tatuajes. Laura Fernández

El número total de sesiones para deshacerse del tatuaje varía según el tamaño y la calidad de este. Por lo general, los expertos calculan entre 8 ó 9 sesiones por un tatuaje de tamaño medio.

Centros de eliminación de tatuajes en España muy bien valorados:

http://www.iconoderm.com/

http://clinicasmunich.com/

http://www.multiestetica.com/estetica-clinica-dr-mauricio-vergara-vestetica-253711.html

¿Somos adictos a los móviles?

La tecnología, y especialmente los móviles, se han convertido en parte de nuestras vidas. Dependemos de ambos para la mayoría de nuestras tareas cotidianas y esto a veces nos puede crear problemas, sobre todos si llegamos a convertirnos en adictos y la dependencia que tenemos de ella es excesiva.

La aparición de los teléfonos inteligentes ha impactado en la sociedad de manera positiva. La innovación tecnológica ha mejorado la vida de las personas. Las comunicaciones son más sencillas y han desaparecido las barreras de espacio y tiempo.

little-girl-using-mobile-phone-Fuente Witthaya Phonsawat
Bebé usando un teléfono móvil. Fuente: Witthaya Phonsawat en FreeDigitalPhotos.net

Pero no todo es positivo. La tecnología también tiene sus inconvenientes. El más relevante es la adicción a la que podemos llegar si no usamos correctamente la tecnología. Como cualquiera, es difícil tanto de diagnosticar como de reconocer por el propio afectado, pero debemos tener cuidado y ser conscientes  de que estamos ante un “arma” muy potente.

Hay que tener especial cuidado con los más pequeños porque no sólo los adultos llegamos a abusar de la tecnología. Cada vez son más los niños que se pasan horas y horas jugando con los móviles, tablets, ordenadores o consolas, olvidándose del mundo que les rodea.

Los expertos recomiendan que no se deje a los niños menores de seis años que dispongan y/o usen la tecnología ellos solos, porque eso les puede llevar a un problema de dependencia. Pero también les puede influir a la hora de relacionarse con el resto de niños de su edad.

En definitiva, solo de nosotros mismos depende que nos convirtamos en adictos o no, ya que, como seres racionales que somos, debemos saber dónde está el límite.

¿Por qué no son seguros los envases de los medicamentos?

Cada vez son más frecuentes los errores a la hora de tomar la medicación. Así lo ha concluido un estudio del Ministerio de Sanidad  en el que se señala que la confusión ocurre sobre todo por la similitud que hay entre los envases de los medicamentos.

Un 5% de los ingresos hospitalarios que se registran en nuestro país, se deben a la ingesta errónea de medicación, una cifra que, según los farmacéuticos, es “preocupante”.

Medicamentos en una farmacia. Fuente: Prefeitura Municipal Itanhaém
Medicamentos en una farmacia. Fuente: Prefeitura Municipal Itanhaém

Los errores se dan sobre todo entre las personas mayores. En muchas ocasiones, los envases tienen el mismo color, tipografía e incluso nombres muy parecidos y les llevan a la confusión, teniendo que poner una especial atención a la hora de tomarlos.

Por eso, desde las farmacias han elaborado un documento en el que piden a los laboratorios que se planteen cambiar algunos de estos aspectos para hacer así más fácil su identificación y evitar que la gente ponga en riesgo su salud al equivocarse de tratamiento.

Sin embargo, los profesionales del sector creen que esta serie de cambios supondrían un coste adicional para los laboratorios, que ya están bastante ajustados en estos momentos.

La nueva medida para reducir el consumo de tabaco

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo quiere implantar una nueva medida para reducir el consumo: modificar el paquete. La iniciativa que se quiere llevar a cabo es la neutralización del diseño de las cajetillas de tabaco. Una propuesta que llega ahora a España, y que siendo impulsada por 11 Comunidades Autónomas.

PAQUETE DE TABACO EN AUSTRALIA
                      PAQUETE DE TABACO EN AUSTRALIA

El proyecto defiende unas cajetillas neutrales para acabar con el atractivo del tabaco. El paquete tendría el mismo color y el mismo tamaño para todos: la imagen y el mensaje ocuparían prácticamente la totalidad del envase, y la marca aparecería abajo, sin logo, y con letras pequeñas.

La cajetilla de tabaco ha ido evolucionando en los últimos años. En 2001 se implantó la primera norma frente al formato de los paquetes. Hasta entonces cada marca establecía el diseño con el que quería mostrar sus cigarrillos. La primera obligación fue la de exponer un mensaje directo como “Fumar Mata”, más adelante se obligó a presentar una imagen con las consecuencias del tabaco. En 2012 la frase se hizo más clara y el mensaje más grande. Ahora se lucha por la neutralidad.

Captura de pantalla 2015-11-09 a las 12.09.44

¿Tendrá efecto en los fumadores?

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo defiende su propuesta mostrando los resultados de los países donde ya se ha implantado esta medida. Reino Unido y Australia han puesto en marcha esta iniciativa, y en ambos casos se ha visto reducido el consumo del tabaco.

Por el momento no se ha implantado en España. El Ministerio de Sanidad ha declarado que no contempla implantar esta nueva medida, ya que no existe ninguna directiva europea que obligue a ello.