Con el Cholo, no hay transición que valga; “si se cree y se trabaja, se puede”

Mucho se ha escrito sobre el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo “El Cholo” Simeone (Buenos Aires, 28 de abril de 1970), ha tenido crueles detractores y apasionados defensores, pero la realidad es que, tras 7 años en el club, sigue batiendo récords y haciendo historia.

Al inicio de la pasada temporada, definida por él mismo como “año de transición”, el equipo acababa de perder las estrellas que formaban su “columna vertebral”, con las salidas de Godín, Filipe Luis, Juanfran, Lucas, Rodrigo o Griezmann, por uno u otro motivo. A pesar de ello, el club logró el objetivo de clasificarse para Champions por octavo año consecutivo. Todo un hito en el club.

Esta temporada arrancó con dudas, especialmente tras varios empates y la dolorosa derrota ante el Bayern de Múnich en Champions. Y los más críticos han vuelto a poner en duda la conveniencia de la continuidad del argentino en el banquillo colchonero. Se ha cuestionado su proyecto y su estilo. Una vez más, se ha provocado un debate que, para los que conocemos la historia del Atlético de Madrid, sabemos que forma parte de la potencia mediática que generan los dos grandes clubes de España con los que el Atlético rivaliza. Y es que el “Atleti”, molesta. Molesta, porque rompe con el poder establecido, porque no “vende” tanto, porque quiebra el “bipartidismo” al que la mayor parte de los medios se han abonado durante muchos años.

Pero tras ese arranque titubeante, el equipo vuelve a estar en lo más alto, generando ilusión y expectativas en sus aficionados. Provocando la admiración de rivales y críticos. Ha vuelto a construir un equipo que, sin renunciar a su seguridad defensiva basada en el sacrificio y el esfuerzo, es ahora más creativo y goleador (imbatido en Liga, con 17 goles a favor por 2 en contra). Y es que, para el Cholo, la transición no es excusa. La transición significa cambio, renovación y oportunidad para reinventarse.

Simeone llegó a mitad de la temporada 2011-12, a un equipo absolutamente deprimido, muy lejos de poder competir con el Real Madrid y Barça. Pero, tras 8 temporadas, sus estadísticas como entrenador del Atlético, son incuestionables:

7 títulos oficiales:

  • 2 Europa League
  • 2 Supercopa de Europa
  • 1 Copa del Rey
  • 1 Liga de España
  • 1 Supercopa de España

Ha dirigido al equipo en 489 partidos, con un balance espectacular con un 83% de los partidos imbatido, sumando un 60% de victorias, es decir, un total de 293 triunfos.

Pero sabemos que la fase “dulce” en la que está el equipo ahora, no será eterna y las derrotas, tarde o temprano, llegarán. Y no tardarán en salir aquellos que quieren ver a Simeone fuera del Atleti, porque molesta, porque incomoda. El Cholo, un modelo de liderazgo que se estudia en la Universidad de Harvard… Cuando las derrotas lleguen, que llegarán, recuerden: “partido a partido”. Y no olviden su filosofía: “Si se cree y se trabaja, se puede”.