Solo el 30% del cine español son mujeres

El último informe publicado por la asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales, CIMA, determina que más de un 70% del cine español sigue estando representado por hombres. Esta investigación llevada a cabo por Sara Cuenca Suárez, en colaboración con Ana Martínez, retrata la situación de las mujeres en el sector, basándose en 146 largometrajes.

Fuente: CIMA

Los Premios Goya 34 Edición, presentados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, acogieron a un total de 2.278 personas del sector. Tras una larga investigación, donde se revisaron los cargos y puestos de trabajo de 146 películas, se vislumbró que la desigualdad en el cine sigue latente. 

Según la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la composición equilibrada es efectiva siempre y cuando las personas de cada sexo no rebasen el 60%. En el cine español las mujeres no superan ni el 30% en cargos de responsabilidad. Los cargos feminizados, es decir, aquellos que superan el 60%, son Diseño de vestuario (83%) y Maquillaje y Peluquería (75%).

Entre las áreas masculinizadas se encuentran los cargos de mayor responsabilidad.  Mientras que los hombres ocupan más de un 80% en las áreas de Sonido, Fotografía, Dirección o Composición Musical, las mujeres no superan ni el 5%.

Fuente: CIMA

Tras analizar los largometrajes de ficción, de animación y los documentales, CIMA expone que la distribución sexual sigue siendo muy desequilibrada. Mientras que en ficción las mujeres representan un 32% de ocupación, en animación suponen solo un 10%. Y no solo hay desigualdad en los cargos, sino también en las oportunidades para conseguir ayudas y en los reconocimientos públicos. En el caso de las subvenciones, la mujer tiene una representatividad de un 27% y en cuanto al reconocimiento, solo una cuarta parte de los premios van destinados al sector femenino.

“La representatividad de mujeres que han sido reconocidas mediante los diferentes tipos de reconocimientos públicos ha sido del 21% frente al 79% de reconocimiento masculino”

A pesar de todos los datos que corroboran la desigualdad sexual en el sector cinematográfico, se puede confirmar una evolución. CIMA, expone que, tras hacer un seguimiento de la representatividad desde 2015, el crecimiento medio es de un 3%, teniendo en cuenta que desde 2015 a 2019 la ocupación de la mujer ascendió un 4%. Una representabilidad que poco a poco está ganando terreno.