El año del turismo rural y activo

La variedad en la oferta y la buena climatología de la temporada hace que el año 2016 esté batiendo récords en el aumento del turismo rural y activo en España. El turismo, como potenciador de la economía en España en las últimas décadas, está viviendo sus años de oro y encuentra en la variedad su gran potencial en los cambios que han surgido tanto en la oferta como en la demanda.

Via Verde. Olvera. Sierra de Cádiz. Autora: Cristina Moreno
Via Verde. Olvera. Sierra de Cádiz. Autora: Cristina Moreno

Según el I Estudio Internacional de Turismo Rural en España, elaborado por Toprural en colaboración con la Universidad Europea de Canarias y Universidade Europea de Lisboa, uno de los factores principales para la elección del turismo rural frente a otro tipo es la no masificación en el destino elegido. También el buen precio, la diversidad de la oferta, la seguridad, el disfrute en familia y la autenticidad son valores añadidos del turismo rural. Se confirma que España sigue por debajo de su potencial pero, con los datos que ofrece el estudio, se demuestra que es una alternativa real para combatir la estacionalidad del sector.

En cuanto al perfil del turista rural actual, según el estudio, el 29% tiene una edad comprendida entre los 35 y 44 años y el 24% entre 55 y 64 años. Verónica Sanz, responsable de Ecoasturi, incide en el crecimiento del turismo rural entre los más jóvenes que a su vez realizan actividades de turismo activo. De esta tipología de turista, según Sanz, alrededor del 43% son parejas que suelen acudir en grupo de entre cuatro y ocho personas. Además, buscan adentrarse en el medio natural a través de actividades en la naturaleza. Otro perfil que está creciendo en España, destaca Sanz es el aumento de los turistas extranjeros, hasta el 7%, que han elegido alojarse en casas rurales durante su visita a España que visitaron España durante 2016.

Una línea que se está los empresarios rurales están adquiriendo, explica la responsable de Ecoasturi, es la inclusión de paquetes de turismo activo y de aventura en la oferta de alojamiento. Esta opción ha hecho incrementar la venta de paquetes turísticos. Destaca las actividades de senderismo, multiaventura, rutas en bicicleta, a caballo o en 4×4 para las familias, así como actividades más arriesgadas como puenting, parapente o paracaidismo para los más atrevidos.

Por último, el último informe de EXCELTUR de Alianza para la Excelencia Turística, califica de excepcional la temporada de verano 2016 y adelanta que los datos seguirán siendo positivos para el último trimestre del año.